domingo, 10 de julio de 2011

Seis Aguirres y dos Dolores.


Esa es la sensación que sentí ayer tras finalizar la corrida.
La corrida no fue, ni por asomo la "típica" de Aguirre, pero hubieron TOROS un día más en Pamplona.
Casta, le llaman.
Mansotes, pero con caracter y con mucho para torear.
Necesitaban su lidia, pero claro, estamos en 2011 y eso suena a extinción.
Langosta, que así se llamaba el toro de más calidad, con nobleza y con mucha transmisión, merecía otro torero delante.
Pero no solo Langosta. Los demás toros debieron pensar lo mismo.
Cortés que ni está, ni se le espera y Aguilar, que es una sombra del torero que vimos en Valencia.Estos fueron para mi los dos Dolores, de la corrida (amén de las penosas cuadrillas de los tres toreros)
No diré nada de Joselillo, ya que este último ofrece todo lo que tiene y es de agradecer, aunque a mi personalmente, no me dice nada.
Bien por el conjunto ganadero, aunque esperamos que esa nobleza, tenga un poco más de chispa.

3 comentarios:

Diego Cervera Garcia dijo...

Buen toro Langosta, si señor, Iván, yo por lanzar un capote a Alberto Aguilar, he de decir que es un torero que lo veo sincero, sin engaños, y queriendo torear bien, quizas eso sea lo dificil, torear bien con hierros así, con lo cual pienso que hay que esperarle.

Respecto a Rafaelillo, no me emociona su toreo, pero le doy un gran merito cuando sale a jugarsela y sobre todo a sacarle al toro todo lo que tiene, y ya van 3 o 4 ferias de Pamplona triunfando a su modo con la de Aguirre, con lo cual tiene todo mi respeto y admiración.

Cortes estuvo sin estar, y sin estar no se llega a buen puerto.

Enrique Martín dijo...

Iván:
Ya sabes de las expectativas que teníamos en Alberto Aguilar, pero de momento parece que le está pesando para mal lo bueno que hizo al principio de temporada. Un saludo

Iván dijo...

Si Diego, pero la sinceridad esa que muestra, al igual que por ejemplo Ferrera, Padilla y cia a mi no me llega lo más mínimo.
Torear es otra cosa.
Saludos a los dos.