jueves, 17 de junio de 2010

D. Javier Sánchez Arjona.


¿Qué criterios sigue a la hora de seleccionar?

Hay que buscar siempre un toro que vaya a más, y sobre todo que dure en la
muleta, independientemente del comportamiento en el caballo.
En mi opinión es muy importante la duración del toro en la muleta, un toro
que dure, que no se raje. Creo que es más manso un toro que se raja en la muleta,
por muy bravo que haya sido en el caballo, que un toro que en el caballo no se ha
empleado lo suficiente y luego va a más en la muleta, y aguanta una faena larga sin
quererse marchar,
El toro que se raja, por muy bravo que haya sido en los primeros tercios, no es
un toro bueno, en mi opinión.

¿Qué busca en sus toros?

Yo busco lo que ha sido toda la vida este tipo de toro: Un toro enrazado. Aunque
a lo mejor no es el toro más apetecido de los toreros… Busco un toro bravo,
que se mueva, que sea vivaz, y a parte de eso, que humille.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con este señor, la verdadera bravura del toro se mide en el castigo, es decir , la Suerte de Varas, pero no en un puyazo como estos quieren, sino a partir del segundo, y tercero y si despues va a mas será fruto de la Casta y Bravura..
Está claro que este ganadero busca el toro comodo que no se le castigue para que luego dure y ese no es el Toro bravo de toda la vida, ese es el toro de las figuritas de hoy en día y la consecuencia inmediata es la falta de casta
Juan Carlos.

Anónimo dijo...

Hace poco leí una entrevista de este señor, en la que comentaba que en los años 80 decidió abrirse al “mercado”; para ello añadió Jandilla y algo más, también de Domeq. Entre otras causas, alegaba que los “toreros” no querían sus toros.
No comprendo porqué dice ahora que sus toros no son cómodos para el torero, cuando es lo que persigue y está encontrando.
Las explicaciones que da en cuanto a durabilidad en la muleta, y el desinterés y la poca importancia que muestra por la suerte de varas, hablan por sí solas.
El sr.Javier Sánchez Arjona, busca la corrida de toros moderna: faena de muleta, lucimiento de figurita y nada más.

Entiendo, aunque me fastidie, que el ganadero quiera hacer su negocio como mejor le parezca; pero, por favor!!, esas explicaciones tan extravagantes no parecen demasiado sinceras para algunos aficionados. Bueno, al menos no para mí

Gloria

juanito dijo...

No hay duda este Sr, ganadero busca lo que todos los aficionados queremos o almenos así lo entiendo siempre que se conjugue los siguientes criterios:
-Un buen escaste es aquel que tiene bravura y para mí esta se mide en cada uno de los tercios de la lidia, cuando el toro entra en el tercio de veras si es bravo se debe arracar de lejos, meter la cabeza abajo en el peto y tratatar de echarse el caballo a los lomos metiendo los riñones y sin cabeceos extraños y esto se debe iniciar desde el tentadero, el tercio de varas es fundamental para la lidia.
En los quites se debe llevar al toro con limpieza y si que toque los engaños, y si es bravo de verdad no querra nada por arriba humillando y queriendo coger el engaño con codicia.
Es verdad que muchas ocasiones a los toros bravos los estropean con una lidia desordenada y poco profesional, es por ello que la tienta de sementales es muy importante y dificil de conseguir un toro bravo en todos los sentidos, no solo en la muleta es muy importante su comportamiento bravo en toda la lidia, y a la vista está que no son muchos los ganaderos que lo consiguen en todos sus terminos.
Esta es mi humilde opinión

Iván dijo...

Que gusto da leerles señores/as.
GRACIAS!

Anónimo dijo...

Pues yo busco un toro que me mantenga en tensión durante toda la lidia, que me haga comprender la verdadera importancia que tiene el que se pone enfrente de él (y toda su cuadrilla).

La definición que hace este señor es muy ambigua, como poco debería haber matizado sus palabras. Busca un toro que dure pero ¿de qué manera? ¿A base de muletazos a media altura para que no ruede y mantenga intacta su fortaleza? ¿A base de toreo al hilo que no fuerce la trayectoria de la embestida? Por esa regla de tres, el toro que más dura es el que se va a los corrales ya que el matador ha sido incapaz de dar cumplida cuenta de él. Y, hablando de irse al corral, el gran triunfador es Moreno Silva porque esos sí que generan emoción y evitan los cuchicheos en los tendidos. Nadie quita ojo de lo que pasa abajo.

Ya lo dijo Domingo Ortega, un toro bravo no aguanta 20 pases en condiciones. Si recibe más y sigue embistiendo es porque no se le está toreando. No es lo mismo dar pases que torear. La bravura se mide en los tres tercios pero el más importante es el de varas, así ha sido toda la vida y no va a cambiar porque este señor diga lo contrario. El pegapasismo ante el toro borreguil y semoviente, máxime cuando no se realiza con pureza (lo cual sucede casi siempre) es un espectáculo anodino e insulso.

La verdadera tauromaquia se realiza cuando hay enemigo, cuando el que está sentado en el tendido siente que lo último que desearía en este mundo es estar enfrente del toro que está viendo en el ruedo. No creo que a nadie se le ocurra prolongar la faena ante un toro con peligro, cuando el toro te pide la muerte ya se la puedes ir dando, no sea que se pase la hora de “tomar la pastilla” y se vuelva imposible.

J.Carlos