jueves, 2 de septiembre de 2010

Ganadería de Valdellán en Palencia.


Os dejo la crónica que me envió un amigo que presenció la novillada de Valdellán en Palencia.
Gracias Alvaro!

En Palencia el lunes 30 de agosto se lidió una novillada del hierro de Valdellán.
Novillos muy bien presentados y que dieron juego muy bueno recibiendo cuatro de ellos ovación en el arrastre.
Fue una novillada encastada, con ejemplares nobles pero con ese punto de emoción y casta.
En general la novillada anduvo fría de salida pero luego en el desarrollo de la lidia se vino arriba.
Ante estos, Juan del Álamo estuvo muy acelerado en su primero, consiguió una oreja gracias seguidores y en su segundo, después de estar corriendos,con miedo y enganchones escuchó los tres avisos.
¿Este es el llamado a ser figura?
Que pronto se descubren los toreros ante toros exigentes, en este caso, novillos.
José Ignacio Rodríguez derrochó ganas y muy poquito más, sus dos oponentes estuvieron muy por encima de él.Sin oficio y sin capacidad para enfrentarse a este encaste.Recibió dos ovaciones.
En último lugar actuó Diego Fernández,sin hacer absolutamente nada en su primero el peor de la tarde y en el que le tocaron los tres avisos.
El sexto fue un novillo de bandera y eso que se le dio cera sin piedad en el caballo.
Ya en la faena de muleta fue un auténtico torbellino, una maravilla,un novillo para torear como los ángeles, pero el novillero no lo vio por ningún sitio.
Novillada desperdiciada, interesantísima y con casta y movilidad a raudales con dos novillos devueltos y con tres novilleros sin carnet.
Un abrazo Iván.

2 comentarios:

tino dijo...

La novillada de Valdellán fué un espectáculo dificil de volver a ver.Solo dos tuvieron el ligero defecto de salir con la cara alta en la muleta de los novilleros.Los seis recibieron leña en el caballo,destacando el sexto al que Diego Fernandez lo llevó cinco veces al caballo para que lo matara ya que el se veía incapaz de hacerlo y para que no se fuese a los corrales como el tercero que le tocó,pues bien despues de este castigo el novillo se arrancaba desde la otra punta de la plaza galopando,ninguno perdió las manos en toda la tarde.El publico tuvo una sensación desagradable por la carniceria que hubo para matarlos a todos,ya que eran muy duros de manos.El quinto lo tuvo todo ,raza,bravura,fuerza y ritmo.Al dia siguiente los garcis que se trajo el Lopezino,ademas de ser el espectáculo mas bochornoso de toda la feria en cuanto a presentación de las cabezas,se fueron sin picar,sangraban más por la divisa,que por el simulacro de puya que recibieron,pero El Lopezino,El Manza y Talavante se llevaron el triumfo a costa de animalillos indefensos.

Iván dijo...

Tino MUCHÍSIMAS gracias por tu aporte sobre la novillada.
Me alegro que disfrutases.