lunes, 6 de septiembre de 2010

DON Andrés Vázquez.


No voy a estar ahora aburriéndoles con quién fue Andrés Vázquez, puesto que creo que todos los sabemos, pero si me gustaría recalcar unas bellas, emotivas y ante todo VERDADERAS palabras del MAESTRO.
En el año 1971 quedó como máximo triunfador del ciclo isidril el matador tras obtener un gran éxito con los toros de Alonso Moreno y ese San Isidro fue el de la reafirmación.
A la temporada del 71 le siguieron diez más hasta que en 1982 decide colgar los trastos, una década en la que lo que cambió fue el toro. Recordaba el maestro que mientras Núñez, Contreras, Vega – Villar, Santa Coloma, Antonio Pérez, Atanasio... comenzaban a tener problemas en la movilidad y en la casta, la de Victorino era todo lo contrario.
Del toro de ayer al toro de hoy media un ancho camino, pues tal y como recuerda y repite el torero zamorano, la Fiesta en lo sustancial ha cambiado ostensiblemente:

Antes, la suerte de varas era todo un espectáculo: los toros iban al caballo más de dos y de tres veces y el picador hacía su labor muy bien; los toros se movían mucho más y debido a ello las faenas eran mucho más emocionantes, lo que hacía aumentar el riesgo de que se produjera un percance en cualquier momento. Hoy esto no ocurre, confesaba Andrés, hay toreros con mucha edad porque el toro es de comportamiento muy cómodo, mientras que las figuras ya no matan corridas duras en momentos especiales, como lo hacían antes. El ejemplo que nos ofrece Andrés Vázquez con sus recuerdos de los años 70, en los que la Fiesta, en muchas de las imágenes que recordamos a través de la filmoteca, era un espectáculo con un toro ligero de carnes y con casta; eran tiempos donde las figuras ejercían su papel de dictadores en la plaza para que el triunfo se produjera. Andrés Vázquez formó parte de una generación fabulosa, había toros y había toreros con ganas, dispuestos a dejarse matar en la plaza. La vida era para el torero una forja a sí mismo, cada tarde suponía escapar a las penurias que todavía había en algunas zonas. Comprender al toro era para ellos un diálogo muy especial en el que se sentían como el escultor lo hace ante el bronce. Andrés Vázquez fue uno de ellos.

6 comentarios:

La condesa de Estraza dijo...

Una de las diferencias a tener en cuenta al comparar aquella Fiesta con la actual, es el toro. El victorino de la foto, con ese rabo tieso que da gusto verlo, no pase hoy en Las Ventas ni de novillo.

La condesa de Estraza

Enrique Martín dijo...

Iván:
Si toda la entrada es estupenda, así como recordar a este torero al que habría que citarle todos los días, quince veces, que toreaba con tanta verdad como habla, el final, la última frase es todo un compendio de tauromaquia. Había que comprender al toro, casi na'. Ahí radicaba todo el toreo, en conocer como era cada toro, virtud que antes era muy valorada por la afición. ¡Qué buena entrada, sí señor! Para los que están preocupados por saber desde dónde escribes las cosas, esta sí que puede estar hecha desde el sillón de tu casa, pero como todo lo que haces está lleno de afición.
Enhorabuena.

Anónimo dijo...

Es un deber de aficionado el reconocimiento al maestro Andrés Vázquez por su trayectoria como matador de toros. Ahora bien, es chocante que el maestro haga este tipo de declaraciones habida cuenta a la metedura de pata y la salida de tono que tuvo durante el grave percance del matador Israel Lancho el año pasado. Lo dicho, que no se puede estar en misa y repicando a la vez.
Respecto al toro, creo que ya se ha escrito bastante, es el mayor mal de la Fiesta.

Saludos, J.Carlos.

aficion corucha dijo...

gracias por seguir mi blog ahora estoy empezando, me encanta en encaste santa coloma y todas sus derivaciones y desde hace tiempo que vi este blog en el de http://aficionadosaltoro.blogspot.com/ este blog si que me parto lo conozco es el que saca las pancartas en madrid y es muy bueno

Iván dijo...

Gracias a todos por vuestra colaboración.
J.Carlos, estoy de acuerdo en que ahí no estuvo nada acertado el maestro, pero bueno, yo le miro por lo que fue.
Un abrazo!

Anónimo dijo...

el proximo sabado hay un homenaje a este torerazo en Las Ventas:

2 de Octubre: A las 12:30, en la sala Antonio Bienvenida, Acto homenaje al torero Andrés Vázquez, y descubrimiento de un mosaico conmemorativo en las galerías interiores de la plaza.

Tomasista