miércoles, 7 de diciembre de 2011

Foto para pensar.


Un viejo amigo me acaba de mandar una foto a mi correo.
Esta foto es de esas que te hacen pensar.
Bajo de la foto, un texto: fotografía de una novillada sin picadores.
En la instantanea se aprecia a un chavalito que se arrima como un león.
Un jovenzuelo que intenta hacerse torero, empezando por lo más bajo, por ser becerrista, aunque de becerrito, el animal tiene bien poco.
Un niño con un traje desgastado y del que estoy seguro que luciría unas cuantas veces más.
Pero ante todo, en la imagen se puede apreciar la dureza de una profesión tan difícil como la de ser torero, en la que un niño se la juega ante unos pitones que asustan.
Ahora váyanse a cualquier imagen de un becerrista de hoy en día.
Entonces sitúense y comparen mil y un detalles.
Probablemente el traje será nuevo y deslumbrante.
Seguramente la ejecución de la suerte carecerá de la misma pureza que la de blanco y negro y logicamente el tamaño del becerro será infinitamente menor que el de la citada fotografía.
Quiere decir esto que hoy en día ser torero resulta más fácil?
Para nada. Bajo mi punto de vista, es que es totalmente distinto.
Ahora, saquen sus conclusiones.
PD: Aunque mi amigo no me haya dicho quién es el niño de la foto, ya que me envía las fotos siendo antitaurino, porque sabe que me gustan los toros y además es AMIGO, me atrevería a decir que es Manolo Bienvenida ya que me suena de haberla visto hace muchos años colgada en un bar de Cuenca. Si alguien me lo confirma, lo agradecería.

5 comentarios:

Enrique Martín dijo...

Iván:
El otro día estuve en una de las conferencias de la Peña de Valdemoro, con el amigo Diego, y no sabes la satisfacción que sentí al escuchar al novillero sin caballos Borja García, como decía que solo tenía un vestido y que era de segunda mano. Cuanta humildad y cuantas ganas de querer ser. Ya le dije, que se sintiera muy orgulloso. Y es que primero a torear y luego lo del vestir. Un chaval al que daba gusto escucharle. Todo humildad, con cabeza, sabiendo que tiene que aprender muchísimo, pero dispuesto a lo que sea. Y como modelos, Frascuelo y Juan Mora (el tercero no lo recuerdo).
Un saludo

Diego Cervera Garcia dijo...

Iván:
Todo es tan diferente...
Tenemos que asimilar una cosa,los tiempos cambian,y en este caso para los becerristas o novilleros sin caballos tienen otra facilidad gracias a las escuelas.
Por otro lado, antes habia menos control con el ganado, ahora no es que el becerro sea mas pequeño, si no que antes lo mismo daba un becerro que un eral.
No se... eran otros tiempos, ni mejor ni peor, pero diferentes, eso si, con mas autenticidad.
un abrazo

Anónimo dijo...

Atento a estos pavos Ivan.

http://www.youtube.com/watch?v=XDxZNeIVMH0


Jorge.

Iván dijo...

Enrique, Diego estoy seguro que el tal Borja llegará lejos sin nadie lo impide.
Logicamente los tiempos cambian, pero hay cosas que en el toreo no se deberían modificar.Un fuerte abrazo y estaré al tanto del novillero, no lo dudéis.

Iván dijo...

GRACIAS Jorge.
No solo me refería al tamño del novillo, me refería a que como a cambiado todo, para bien o para mal.
Saludos!