lunes, 11 de junio de 2012

Dos fotos.



Sitúense a unos metros de ellas, admírenlas.
Dejen volar sus mentes y piensen cómo sería aquello.
Creo que poco más se puede decir.