domingo, 3 de octubre de 2010

Yo estuve allí!


Una llamada de teléfono a mi amiga, con una pregunta:
Amparo, ¿te vienes a Madrid?
Me apetece ver el homenaje a Andrés Vázquez y el pedazo cartel de por la tarde.
Respuesta de Amparo:Eso está hecho!
En media hora, lo teníamos todo preparado.
La charla del MAESTRO, era solo el principio de algo que ni en mis mejores sueños hubiese imaginado.
Tenía ganas de ver a Curro, me gusta ese corte tan personal, me encanta Morenito, que si bien peca un de toreo moderno, tiene una zurda, y se rompe como nadie tanto en capote, como en muleta, pero luego en primer lugar venía, Juan Mora.
Juan Mora, es junto a Frascuelo, uno de esos toreros, que para mi, son algo más que toreros, son a toda honra, bien llamados MAESTROS.
Logicamente, no me esperaba la LOCURA que luego nos regaló D.JUAN.
Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto en una plaza y menos aún, en la plaza de mis sueños.
Madrid cuando se entrega, es algo indescriptible.
No voy a entrar en valoraciones de lo acontecido, puesto que ya veo que muchos de mis compañeros, ya lo han hecho.
Solo diré que es posible soñar despierto.
Yo estuve allí y eso no lo olvidaré jamás.
Estoy escribiendo y aún noto en mi piel, las sensaciones vividas.
GRACIAS a esto, es a lo que uno puede estar bien orgulloso de ser aficionado.
Desde aquí dar las GRACIAS DE CORAZÓN a Valentín Mingo y Nuria, por ese gran día que nos hicisteis pasar.
La única espinita clavada que me traigo de Madrid es que con las prisas, olvidé ¨dar un toque¨a Enrique Martín, al que me hubiese encantado conocer.
Foto de Manon.

4 comentarios:

Enrique Martín dijo...

Iván:
Que alegrón volver a poder leerte y poder saber que tú también estuve allí. Como todos, a partir de ahora lo llevarás grabado a fuego en el corazón. como tú dices, se pueden hacer muchas valoraciones, pero al estar allí todo eso sobraba. Y a mí también me habría encantado conocerte, pero espero que haya más oportunidades ¿no? De momento parece que va a seguir habiendo toros en Madrid por algunas temporadas más. Pero que sepas que esa cita queda pendiente.
Un abrazo

Iván dijo...

Claro que si Enrique.
En la cena, hablamos mucho de tu blog, recordando algunas de sus maravillosas entradas.
Me emocioné mucho con el homenaje al maestro por la mañana y más de verle rodeado de gente tan importante del mundo del toro, pero por la tarde fue un sueño.
Juan Mora se lo merecía y que mejor manera que esa.
Fíjate que yo iba pensando en verle y que estuviese bien, como casi siempre, pero esque estuvo TREMENDO!!!
Joder que me reventé las manos en la corrida de ayer jaja.
La próxima Enrique, tiene que ser.
Un abrazo!!!

enelredondel dijo...

Suscribo todo lo que dices, Iván. No añadiría ni una coma. Fue impresionante estar ayer en Las Ventas y disfrutar de lo que disfrutamos. Aunque ya sabes porque ocurrió, jeje.
Yo también estuve allí. Pero, jolín, que había pensado el mismo título para la entrada de mi blog. Ahora tendré que pensar otro título...
Ah, claro que se puede soñar despierto. Es mas, a veces, los sueños se cumplen.

valentin mingo dijo...

hola ivan,soy valentin,yo tambien estube alli,y fue trmendo,yo no recuerdo una tarde tan completa como la que vivimos ese dia,daros las gracias a ti y a amparo por vuestra compañia,y lo bien que nos lo pasamos,un fuerte abrazo y espero que tomen nota los ministerios y que se den cuenta que es cultura,arte y sentimiento,y que es lo mas grande del mundo,un saludo a todos