lunes, 25 de abril de 2011

Aburrimiento y olvido.


Las decepciones vienen de las dos ganaderías que he visto lidiar estos días.
Una, la de Los Recitales, que si bien no es muy de mi gusto, le he visto ejemplares de mucho interés y la otra es la de la del Conde de la Maza.
En las dos corridas me he aburrido una barbaridad.
El juego de los toros ha sido en el caso de los primeros, lidiados en Las Ventas, de un estado preocupante.
Toros que después de salir del caballo, les faltaba bien poco para morir por si solos.
La segunda, la de hoy del Conde en Sevilla no ha ido mucho más allá.
Pero ya sabrán del juego de los astados de estas dos corridas en otros portales o blogs.
Ahora me gustaría decir algo que llevo viendo durante mucho tiempo.
¿Qué pasa cuando sale un toro con complicaciones?
Volvemos a la historia de siempre. ¿Dónde está aquello que llamaban lidia?
Acaso sin un toro no entra en la muleta a base de derechazos, naturales y pases de pecho (amén de los pases invertidos tan de moda y el arrimón) no se puede hacer nada más?
¿No echáis de menos en estos casos ver al toro retorciéndose con pases por bajo o ver al matador de turno darle un macheteo para que el animal se entere de quien manda allí?
Se les olvida que una muleta no solo vale para ponerse bonito en todos los toros, también vale para decirle al toro quién tiene el poder y el dominio sobre este.
Creo que son cosas que el aficionado agradecería y que se nos está privando de ello.
Como nota positiva, el toreo de Oliva Soto. Torero con un gusto impecable, aunque con una espada penosa.
Mañana los de Aguirre. Espero que no nos den Dolores.

10 comentarios:

Juan Medina dijo...

Iván, leyéndote me has recordado el impacto que causó al público la naturalidad de Juan Mora en Otoño. El aficionado está deseando ver algo distinto a la faena estándar que nos endilgan siempre.

¿Qué pasaría, si una de estas tardes en Sevilla, un torero macheteara con eficacia y torería a un toro con complicaciones y luego lo rematara con una estocada en lo alto?

Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Iván:
Y punto. Este comentario es solo para decirte que aquí estamos, pero no para añadir nada a lo que tan clarito has dejado escrito. Solo falta decirte amén. Pues amén.
Un saludo

Antonio Díaz dijo...

Hace dos o tres años, no recuerdo bien, Diego Urdiales macheteó y castigo por bajo, con mucha torería, una alimañana (de Victorino creo que era) en las Ventas. Un par de minutos así, una estocada arriba y una gran vuelta al ruedo entre clamores. Sin petición. Aquello fue emocionante y bello a la vez. No se porque no se hace más veces, si en este tipo de corridas suelen salir bastantes toros que piden esa lidia... Además, el torero pasa menos peligro haciéndole esto que intentándole dar pases bonitos...


Saludos

Anónimo dijo...

Fui testigo de excepción del “Recital” de caídas de la soporífera tarde venteña. Cabreado con la actitud de un Presidente que no cambia un toro ni por asomo, ¿qué más hace falta para cambiar una porquería de ese tipo? El ganado, después de esto, un añito en el banquillo y la terna más de lo mismo. Tan sólo alguna verónica suelta y la media de Curro Díaz, el picador del 5º toro y el banderillero del mismo toro. El resto para olvidar. ¿Y qué decir de tres toreros que se supone tienen que venir a Madrid a por todas? Nunca más cierto el dicho de que “el toro pone a cada uno en su sitio”, porque mansos y flojos sí que eran pero también hubo alguno que se dejó, alguno que barrenaron con saña en el caballo y que taparon la salida, alguno que tenía faena por un pitón y no por el otro, alguno que tenía (debido a su flojera) tan sólo tres o cuatro tandas con sus respectivos descansos para que se recuperase un poco y alguno, como el quinto de Leandro, que era para cortar 1 o, si me apuras, hasta 2 orejas.

Desde hace mucho tiempo, lo primero y casi lo único que miro cuando me dan el programa en la plaza son las cuadrillas. Normalmente, lo más interesante de la tarde viene de la mano de ellos. Aunque ésta vez no estuvo muy afortunado mi admirado Domingo Navarro

A veces ves comentarios por la red de que estamos cabreados con el mundo, que si lo criticamos todo, que si queremos que el toro coja al matador, etc. Soy de los que viene diciendo que esto se va a acabar más pronto que tarde y que lo están matando los de dentro. El tiempo, pasito a pasito, viene a darnos la razón. Hoy, Martes 26, día de la renovación de abonos venteños, han sacado a la venta más abonos que nunca. 1500 abonos que han sido renovados y que no quieren ni los reventas. Incluso durante el horario de tarde había abonos sin vender, algunos de ellos juntos. Espero que tomen buena nota las empresas y taurinos en general porque, por este camino, sus bolsillos van a empezar a vaciarse a no mucho tardar.

Saludos,
J.Carlos

Anónimo dijo...

Soy yo de nuevo, quise decir que había disponibles 1500 abonos que no habían sido renovados.

J.Carlos

Diego Cervera Garcia dijo...

mas de lo mismo, y siempre se repite la misma historia, falta de casta, raza, emoción, bravura..... denominemoslo como queramos, pero el denominador comun es el mismo..... los de Aguirre mas de un dolor le van a causar a alguno exceptuando a Alberto Aguilar.... no digo nada pero lo digo todo....
Un saludo. Diego

Iván dijo...

Gracias a vosotros por los comentarios de los que tanto aprendo y que hacen que siga por aquí.
Abrazos!

Iván dijo...

Diego, ¿qué pasa con ese blog?
Eso tiene buena pinta. Hay que darle caña ¿eh?
Saludos!

Diego Cervera Garcia dijo...

buenas noches Iván, no se terminarlo de poner en marcha, me falta retocar cosas del blog, que por mis limitaciones informaticas no soy capaz de sacar adelante.
Darte las gracias a ti por tu blog y por dar tu punto de vista tan critico y realista de lo que esta aconteciendo en las ferias ya citadas. Un saludo.

Iván dijo...

Si te puedo ayudar en algo, no dudes en ponerte en contacto conmigo.
Saludos y gracias una vez más!