miércoles, 27 de abril de 2011

¿Qué está pasando?


Para muchos el juego que han dado las primeras corridas de Sevilla, es motivo de burla.
Para otros, como es mi caso, es un tema de total decepción.
No me esperaba que ganaderías como las del Conde de la Maza, Dolores Aguirre e incluso hoy la de Alcurrucén, hayan podido dar ese resultado.
No es ya solo eso, es que en Valencia, la de Adolfo y en Castellón la de Victorino, tampoco ofrecieron mucho más.
¿Qué está pasando?
¿Alguien me puede dar una explicación a estos sucesos?
Yo sinceramente no se que pensar ni sacar conclusiones de lo que pasa, pero es alarmante de verdad.
Se ha hablado mucho de las ganaderías comerciales, que si buscan un toro artista, que si se ha acabado la casta, pero ¿en estas?
Me gustaría saber vuestra opinión.
Me acostaré pensando en que mañana Victorino, nos devuelva la esperanza de ver un toro bravo.

9 comentarios:

Diego Cervera Garcia dijo...

Iván, buena pregunta, ¿qué esta pasando? creo que seria dificil contestar a dicha pregunta, quizas sea la falta de fuerza, raza o casta.... puede ser por camadas, lotes, etc... desde luego el fiasco ganadero del Conde, la Sra Aguirre, y hoy con Alcurrucen, mas el desastre ya pasado de la Feria de Fallas, dan que pensar... acabamos de salir del invierno como aquel que dice, o quizas por poner algo.... sea lo que sea creo que el primer interesado en lidiar una corrida en condiciones es el propio ganadero, y mas cuando se trata de hierros como Adolfo, Aguirre y Conde de la Corte, que se caracterizan por su dureza. Esperemos que esto sea algo pasajero o de principio de temporada, sea lo que sea queda mucha temporada por delante y esperemos disfrutar de tardes de toros importantes. Un saludo.

EL ZUBI dijo...

Amigo Ivan, lo que pasa sin duda es el resultado de años de selección que los distintos ganaderos vienen haciendo ante las exigencias de apoderados, empresas y los propios toreros figuras... que exigen un toro comercial y se están cargando a las razas buenas que aun no tienen la lacra de la sangre Domecq en las venas. Son los dineros. Los dineros y las ansias de dinero de unos cuantos desaprensivos que están dentro del mundo del toro los responsables de todos los males que están aquejando la Fiesta en este país. No son esos imbéciles de antitaurinos catalanes los que van a hacer desaparecer la Fiesta, pues esos son cuatro gilis que a parte de piar no pueden hacer otra coss. Son esos desalmados que antes he citado y que estan dentro del mundo del toro los responsables de todo eso, incluidas autoridades e incluso algunos periodistas que hacen la vista gorda a cambio de las prebendas oportunas en vez de denunciar las evidencias de cada plaza temporada tras temporada. Un cordial saludo y ya sabes que te sigo

Enrique Martín dijo...

Iván:
Yo creo que no pasa nada y eso es lo triste. Todos se est´´an dejando llevar por esa corriente anodina, lenta y firme que embadurna todo. No pasa nada, se caen por un precipicio ganaderías que se esperaban y no pasa nada, saldrá el toro artista aborregado y no pasará nada y lo que esperamos es que pase algo; que haya un "Big Bang" taurino y que esto pegue un vuelco termendo. Y de que no pasa nada parece que se han enterado muchos aficionados sevillanos; solo hay que ver los huecos en los tendidos, especialmente en el sol.
Un saludo y siento no haber podido responder a tu pregunta.

Iván dijo...

Me niego a pensar que ganaderos como Dolores Aguirre quieran sacar un toro comercial o bajo de casta.
Por ahí no paso.
Ni Prieto de la Cal, ni Cuadri, ni Aguirre, por poner algunos ejemplos creo que quieran llevar a sus animales a ese fin.
De ahí mi gran duda sobre lo qu está pasando.
Gracias a todos por estar ahí!

Fran dijo...

Yo sospecho de otra cosa Iván y no se si vamos por el mismo camino???
Mira la divisa cuando salen de los chiqueros. Le llega la sangre ya casi a la pezuña. El color amariilo de la divisa sale negro ya manchado de sangre. Los toros tienen la sangre más espesa y estos salen ultimemente como si se hubieran pegado un chute de Plavix o Sintrom..´que son anticoagulantes.. así se desangran en un abrir y cerrar los ojos.. Estoy con la mosca detrás de la oreja pero eso abria que investigarlo. Saludos crack.

Iván dijo...

Fran, eso son palabras mayores y que nosotros, desgraciadamente, no podemos probar.
Eso sí, lo de la sangre en la divisa es más que sospechoso.
La sangre les llega a algunos hasta la misma pezuña sin ser picados.

Anónimo dijo...

Lo han explicado muy bien “El Zubi” y Enrique Martín, si seleccionas pensando en la muleta, inevitablemente conlleva aparejado el descastamiento general de la ganadería. No puedo opinar sobre las ganaderías que habéis comentado porque, si no lo veo in situ, no me puedo hacer un juicio de valor sobre lo que creo pueda estar pasando. Habría que valorar factores como: si se les ha dado más caña en el peto que al resto de ganaderías, si se les ha hecho la lidia correcta, si el matador ha querido “ponerse con él”, si lo que ocurre es que andan por los suelos, o si, siendo cierto que ruedan por los suelos, hacen ademán de querer tomar los engaños con presteza. Digo esto porque un problema puede ser la falta de casta, pero hay más cosas que pueden afectar al comportamiento de un toro. A veces he apreciado cosas en el comportamiento del toro que, en mi humilde opinión, poco tienen que ver con lo que se le ha hecho en la plaza (los tiros van por donde ha apuntado Fran).

Pero vamos, a fin de cuentas la clave es lo que antes apuntaron estos dos aficionados, la selección. Y también de ello tiene mucha culpa el “público” porque es lo que pide, se piden derechazos (sobre todo), naturales (cada vez menos), circulares (muy de gusto del público), trincheras, trincherillas y trincherazos (ya se vio en la corrida de Juan Mora, la afición venteña convirtió a la “trincherilla madrileña” en el pase fundamental de la tauromaquia…moderna) y, como colofón, que la espada caiga entera, no importa en qué suerte se haga, cómo se ejecute la suerte, si cae más o menos baja. Si entra, el premio es seguro (que se lo digan a Morenito el “regalo” de Otoño que hasta él mismo alucinaba en colores).

Saludos,
J.Carlos

lesaqueño dijo...

hay muchos publicos, muchas plazas y muchas situaciones.
Les hay que tienen mas tragaderas, menos o ninguna. Mas protestones o nada. Hay muchos que no se manifiestan, se nota hasta en los pañuelos para conceder la oreja.
Opinar sobre ello con cierto rigor, llevaria un analisis de marketing muy riguroso y profesional. Son muchas las variables y matices.
Hoy vi la corrida en un bar habitualmente manso, de libro y de enciclopedia. Me estaba partiendo de la risa, porque dos habitualmente mansotes que han aplaudido al de grazalema a rabiar, se han pasado toda la corrida del galguero de salamanca descubriendo todos los trucos del de chiva y velilla, al nietisimo, le tenian compasion por aquello de la tardia aficion. Que pena no tener un video, si si, mucha coña pero haciendo contralocucion al plus...pero de que manera.
Aficionadetes de hace 4 dias, anda mira con que me salen.
En 4 dias cualquiera distingue 5 metros de chapa asiatica con 4 ruedas, de un alemanon fino y rodador. Con los toros parecido, y de verdad, no hay que ser muy aficionado, ni entendido ni gaitas, simplemente una persona española que le gusta ver toros, con la familia, con amigos, etc.
En el encierro del pueblo, con las wambas; en el 8 de madrid con esa invitacion y la corbata....cada situacion es distinta.
Hay mucha corrida de garrafon, y lo peor es cuando en la etiqueta hay un numero muy alto y el vaso muy fino y muy grande, y claro cuando descubre que no es un solera y el vaso es de plastico....

saludos del pequeño saltillo

Iván dijo...

J. Carlos y Lesaqueño...BORDAO!