lunes, 28 de marzo de 2011

El novillo de Madrid.


Hace un tiempo vengo escuchando y leyendo algo relacionado sobre el tipo de novillo que se lidia en Madrid.
En distintos portales, foros, radio etc, se está lanzando la cuestión de si es el adecuado o no para los novilleros.
Se comenta que en Las Ventas, los pobres chavales ya "las pasan putas" de por si,ante tanta presión con lo que conlleva torear allí, a lo que, por si fuera poco, encima lo hacen matando verdaderas corridas de toros.
En cierto modo, puedo pensar lo mismo. Hay veces que salen TORAZOS que no se ven en la mayoría de las plazas de primera de nuestra geografía, en las corridas de toros, pero ahora yo me pregunto.
¿No será que estos van a la plaza maderileña sin la preparación necesaria y sin el rodaje propio para afrontar tal compromiso?
¿No será que van en un plan algo cómodo y con la ambición por los suelos?
No olvidemos que ellos son aprendices de toreros, que no se les puede exigir los mismo, pero señores..ESTO ES MADRID!
Es alarmante que uno ya ni se acuerde de cuando un novillero abrió la querida puerta venteña.
¿Dónde está esa ambición por ser torero? ¿Dónde están esas ansias por abrirse paso en la profesión?
Antes se hablaba de que cierto torero se había forjado en el Valle del Terror matando lo que nadie quería, de la lucha de las portátiles y pueblos de Dios y de los trajes desgarrados de los chavales, de aquellos que hacían frente a cualquier encaste y salían de tal compromiso como podían.
Eran otros tiempos, de acuerdo, pero aquella era la verdadera lucha, la que hacía diferente y admirable a quién se mete en un traje de luces y sale a darlo todo.
No digo que ahora no sean admirables, pero visto lo visto, que poquitas esperanzas nos ofrecen.
Lo que más me duele de este asunto, es que siempre se le echa la culpa al toro, que al fin y al cabo es el que menos culpa tiene.

5 comentarios:

Vazqueño dijo...

Si la presentación no fuera la que es a ver cuántos aficionados iban a la plaza domingo tras domingo, entonces si que nos terminaban de echar... Mejor no dar ideas. Dicho esto, no me importaba que las novilladas no fuesen tan exageradas y con cuajo de toros como ocurre a veces si tuvieran el triple de casta. Los ganaderos van a seguir buscando animales bobalicones (nobles y toreables) en vez de verdadera casta así que es mejor quedarse con lo que tenemos antes que ver las charlotadas que hay en provincias, al menos los aficionados se sienten satisfechos viendo a los animales salir del chiquero.
Saludos.

Anónimo dijo...

Iván, has dado en la clave del asunto, vienen a Madrid sin estar preparados, lo cual no quiere decir que no vengan placeados porque, entre los 3 chavales de ayer, sumaban un total de 80 novilladas en el 2010. O sea, tenían experiencia, el problema es que torean lo que torean y ante un público que les aplaude todo lo que hacen. Si lo de ayer, Los Chospes, es para asustar, no sé qué harían si tuvieran que medirse a Moreno Silva, Barcial o cosas así.

Un veteranísimo aficionado amigo mío, que tú conoces, me comentó que el día de la presentación de Andrés Vázquez en Las Ventas, nadie sabía de qué color era el traje porque estaba zurzido por todas partes debido a las múltiples cogidas que había tenido enfrentándose a animales con casta, algo que por aquí sólo lo olemos de vez en cuando.

Saludos,
J.Carlos

Iván dijo...

Vazqueño, lo que pasa que ya de novilleros,la mayoría rehuyen de ciertas ganaderías, que si bien la presentación bajaría, estos pueden sacar cosas que no interesan, bien es verdad que si con lo que sale pasan apuros, no quiero pensar que pasaría con estos.
La prueba está, como dice Jose, en la temida Moreno Silva.
Y pasa como con las figuras, que los que más placeados están, estas, ni olerlas.
Mucho del Alamo y Escribano y poco NOVILLERO, ya me entiendes!
No hay excusa para que un novillero llegue a Madrid con 80 novilladas a sus espaldas y se le justifique diciendo que Madrid pesa mucho.
Vazqueño, J. Carlos, una vez más, totalmente de acuerdo.
Ese que yo conozco, sabe de que va el tema Tú dile que siga en su empeño de mezclar lo de Graciliano con lo otro jajaja, un crack!
También diré en su favor,que hay novilleros que se ofrecen a matar ciertos encastes duros y no les hacen ni puto caso por meter a otros, por "compromisos"

Enrique Martín dijo...

Iván:
J. Carlos lo ha dejado muy claro, vienen placeados, pero no preparados. Ayer sin ir más lejos, de la novillada tuvieron presencia dos, que no los ven por ahí muchas figuras, y eran del corte Domecq, pero salió el de Navalrosal y no es que fuera como los de Moreno Silva, solo tenía un poco de picante, pero amigo, había que pararlo y mandarlo y cuando pasó tres veces por donde quiso se dió cuenta que el que mandaba allí era él. El muchacho solo estaba preocupado de cortar orejas y no de torear y así le pasó, que le toreó el toro a él. La única esperanza es que camino del hotel le hubiera cogido alguien que le quisiera y que le dijera que esto no es así y la oportunidad de reventar Madrid que se le fue entre los aplausos de sus paisanos.
Un saludo

Vazqueño dijo...

Estoy de acuerdo con lo que habéis dicho, la anécdota de Andrés Vázquez es muy grande. Saludos.