jueves, 15 de julio de 2010

Pobre de mi!


Así, con este cántico y esta frase acaban un año más las fiestas de San Fermín.
Atrás queda una semana desenfrenada de FIESTA en su máxima expresión.
He podido,disfrutar de esa magia que solo en Pamplona, puedes sentir.
Los encierros, el almuerzo, la comida, la corrida, la salida de peñas de la plaza, el encierrillo, los fuegos artificiales, las verbenas...
Hoy con el cuerpo destrozado y con ese nudo en el estómago que sientes al ver que todo se acabó, solo queda desear que al año que viene se te pueda presentar la ocasión de volver a Navarra.
En cuanto a la feria del Toro,me gustaría destacar la corrida de Fuente Ymbro, El Pilar y Victoriano del Río.
Feria en la que muchos toros, al igual que en Madrid, se fueron con las orejas puestas.
Bastante positivo el juego de algunos astados que fueron lidiados en el coso pamplonica.
En los encierros destacar el positivo balance de heridos y la rapidez de la mayoría de estos, aunque siempre se echa de menos el juego de un toro rezagado.
Y ahora, ya queda menos para el 7 de Julio del 2011, asi que de nuevo...GORA SAN FERMÍN!!!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

GOOOOOOOOOOOORAAAAAAAAAAAAAAA

Se me ponen los pelos de punta Ivan de ver esa foto del pobre de mi. Pamplona es unica y sus fiestas lo mejor, quedan 356 dias para el chupinazo 2011 empieza la cuenta atras para disfrutar otra vez de LA FIESTA DE LAS FIESTAS.

VIVA SAN FERMIN.


Montero.

Antonio Díaz dijo...

Un lujazo de ciudad y un lujazo de Feria. Ahora que parece que en algunos sectores se ha puesto de moda desprestigiar y criticar los Sanfermines (desde el punto de vista taurino) hay que apoyar más que nunca a esa gente. Es un ejemplo, en muchos sentidos. Y una buena afición, a su manera, es verdad, pero mantienen algo que muchas otras quisieran: el respeto al Toro. Que alomejor sepan, o les interese, menos la esencia de la lidia no quiere decir que sean malos aficionados, ni mucho menos. No hay nada más que ver esos sorteos, con padres y niños, que van a ver y aprender de toros. O si no, díganme un lugar en España en dónde se llene una plaza con veinte mil almas el día de la semifinal de la Copa del Mundo. EN NINGUN SITIO. Y encima, para más inri, le dan de palos porque la gente se fue en el último toro. Hay que joderse, compañeros.



Saludos

Enrique Martín dijo...

Iván:
Me parece muy mal el contarnos que has estado en los San Fermines. Por tu culpa caeremos en el pecado de la envidia, vamos, más que caer, yo me despeño; ¡qué envidia más grande! Y además has tenido tiempo para ver toros, encierros, almuerzos, comidas, en fin ¿te abrochan los pantalones? Enhorabuena por haber podido ir y que el año que viene repitas y nos lo vuelvas a contar, aunque escueza. Un saludo

Iván dijo...

Antonio a este paso, con tus comentarios, me va tocar llamarle D.ANTONIO.
Ya dije en su día que este país está lleno de envidiosos y claro, ver que aún siguen habiendo aficionados que aún apuestan por el toro, pues supongo que debe joder.
La envidia buena es la de Enrique jaja.
Pues la verdad que los pantalones aún entran Enrique, se compensan las comilonas con el ¨sinparar¨que pasas de un sitio para otro.Cuando vuelves es cuando tienes esa sensación de relax, pero estando allí es una carrera continua de acontecimientos.
Ojalá y pueda al año que viene volver, porque el parón este que tuve no lo aguanto más.Vengo más enamorado si cabe de esa tierra y eso hay que solventarlo.
Es la recompensa a un año de ¨ahorros¨ en corridas de ¨toros¨.

kaparra dijo...

Aleluya que ya se acabo, creame uste que viviendo aqui ahy que sufrir dicha fiesta. La fiesta para que hagan lo que les sale de las narices a los forasteros

Anónimo dijo...

En San Fermin no hay forasteros. Pamplona es de todos.