miércoles, 9 de diciembre de 2009

Esplá y el toro.



En el programa Tendido Cero, tuvimos la suerte de ver una entrevista de lo más interesante que recuerde, en los últimos tiempos.
Algunas de las ¨perlas¨ que el maestro Esplá dejó en el aire:

El toro de antes lo llamabas una vez y te embestía diez veces seguidas, el de ahora lo llamas diez veces y te embiste una.

El toro de entonces no te permitía salirte de sus terrenos. El ``dale sitio´´ de antes era para que el torero volviera a recuperar el terreno que el toro le iba ganando. Ahora, el ``dale sitio´´ es para darle al toro el placer de recuperarse, de tomar aire.

El toro ha perdido su animalidad. El toro de antes era más natural, más animal, necesitaba conocer sus querencias y ello te exigía tener siempre en la cabeza qué terrenos pisar, dónde hacer las suertes, dónde buscar el toro, dónde encontrar al toro...

Es preocupante que en un espectáculo donde reina la emoción cuantifique la carne.

Sacarles punta a los cuernos de los toros se ha convertido en la acción más aplaudida de este nuevo concepto del toreo.

Se dice que les pinchan (a los toros) No es normal ver en encastes, que jamás lo han hecho, unos problemas con la vista que dices: ``esto no es normal, esto no es una tara genética´´.

El encaste Domecq está todo justificado porque es lo que está satisfaciendo el mercado.

Casi todos los toros a los que ponen fundas llevan las caras altas. Es un toro al que han manejado por arriba y lo han enseñado a defenderse por arriba.

Ahora la plenitud del toro está entre los tres y cuatro años. Esto se puede ver en las novilladas, donde se mueven más, insisten en las arrancadas y se defienden menos que a partir de los cuatro años.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un saludo de un aficionado A LOS TOROS galo. Enhorabuena por su blog!
Pedrito
http://puraficionado.blogspot.com

Iván dijo...

MUCHÍSIMAS GRACIAS Pedrito.
Me alegra mucho ver que AFICIONADOS franceses ojean el blog.Sois un ejemplo a seguir.
Un abrazo y te enlazo el blog Pedro.
Me gusta.