miércoles, 10 de febrero de 2010

Coquilla(I)


COQUILLA (1916)

Francisco Sánchez, conocido como Paco Coquilla, fue un ganadero inteligente que supo anticiparse a sus colegas salmantinos e intuir que tanto el toro como el toreo de su época -primer cuarto del siglo XX- sufrirían toda una revolución con el triunfo del "belmontismo".

Consciente de ello, Paco Coquilla buscó en Sevilla un tipo de toro que le permitiera situarse en primera línea de los ganaderos del momento. Este toro lo encontró, a través del Marqués de Albaserrada, en la ganadería del Conde de Santa Coloma quién, en 1916, le vendía un importante lote de reses de ambos hierros. De entre este gran número de reses destacó sobremanera el semental de nombre "Jabato", sobre cuya regularidad se cimentó el éxito inmediato de la ganadería.

La selección efectuada por Paco Coquilla en su nueva ganadería, junto con las muy diferentes condiciones de aclimatación al campo "charro", influyeron en que el toro de Coquilla fuese un toro marcadamente "ibarreño", a pesar de la contradicción que suponía que buena parte del ganado que adquirió el ganadero salmantino perteneciese a la línea mas "asaltillada" de Santa Coloma.

Este hecho se explica por el poco tiempo transcurrido desde el cruce efectuado por el Conde de Santa Coloma, hecho que impedía que ambas líneas -Saltillo e Ibarra- hubieran fijado sus caracteres con claridad. Con esta clarividencia, propia de los grandes ganaderos, colocó en muy poco tiempo Paco Coquilla su vacada en primer lugar entre las preferencias de las figuras de su época, las cuáles -especialmente Marcial Lalanda- supieron apreciar la perfecta combinación de nobleza y casta lograda por el ganadero charro.

1 comentario:

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

"Dulces como rosquillas y picantes como guindillas" o "mucho contenido y poco continente" son frases que definen juego y trapío de los "Coquillas".
Un saludo Iván...