martes, 16 de febrero de 2010

La otra foto.


Días atrás les ponía esa marvillosa foto que ven abajo.
Hoy les muestro todo lo contrario y con un mensaje tremendo.
El toro, sigue estando por debajo de todo.
Una pena.
Ahora comparen y encuentren las diferencias.
La foto es del Blog Campos y Ruedos.

3 comentarios:

Enrique Martín dijo...

Si la foto anterior ya tenía valor en si misma, si la comparamos con esta... bueno, es que no hay comparación posible. La imagen anterior revalorizaba al toro, al picador y a todos los toreros que se ponían delante, por lo que tenían un orgullo especial. Hoy la mayoría son modelos que ponen posturas y que desconocen ese orgullo, porque también desconocen lo que es el TORO. Esa es la diferencia.

"Maestro" dijo...

Yo insisto, con un caballo y un peto con el peso reglamentario otro gallo nos cantaria. No hay que inventar la rueda a estas alturas simplemente que se cumplan los reglamentos, que supongo que para eso estan...

Anónimo dijo...

1º Se debe modificar el peso del peto y del caballo.
2º Se deben atener al reglamento a la hora de tapar los ojos y oídos a los caballos, recordemos que éste año, al menos en Madrid, hemos presenciado más de un percance desagradable a causa de esto.
3º Se debe picar bien, en su sitio, sin trampas y lo justo, ni más, ni menos. Aquí creo que mucho tienen que decir los jefes de cuadrillas, el picador es el currante, el que paga es el que manda.
4º Se debe pedir a los ganaderos un mayor esmero en la selección del ganado. No todo vale y el juego en la muleta no debe ser el único criterio de selección porque ya estamos viendo los resultados a los que nos ha llevado esa política. Demasiada agua en el vino.

A esto debo añadir que, si bien es una fotografía desagradable de ver, lo que me parece aún peor es ver toros que se caen incluso antes de entrar al caballo mientras el presidente, impávido, parece como si con él no fuera la cosa.

J.Carlos