viernes, 19 de febrero de 2010

¨Sabias palabras¨.Dª Mercedes Picón y Agüero.


La Ilma Sra Dª Mercedes Picón y Agüero, Marquesa de Seoane, representante de la ganadería Prieto de la Cal hizo un pequeño historial repasando desde que se fundó la ganadería.

Como anécdota el rey cruzó la ganadería con otra sangre pero el Duque de Veragua le hizo una muesca en las orejas para diferenciarlas y años más tarde cuando el Duque se hizo con la ganadería tiró todo lo cruzado quedando sólo lo original. En sus manos estuvo 75 años. En su época 1866 murió el Duque de Veragua pasando a su hijo D. Cristóbal Colón y de la Cerda, Duque de Veragua “ El Patillas” que lidió durante 34 años seguidos en Madrid más de cinco corridas por año, unos 950 animales, mientras que Miura otra ganadería legendaria venía a lidiar 310.

Este Duque fue el primer presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia. El Guerra de novillero le preguntó al Gallo que cual era la mejor ganadería y le contestó que si no lo sabía no iba a llegar a ninguna parte. Como curiosidad en Madrid se subió la banda de música desde la meseta de toriles hasta lo más alto, donde sigue en la actualidad, porque dijo que la música molestaba a sus toros, tal era la autoridad del duque.

Después de un fugaz paso de la ganadería por las manos de Juan Pedro Domecq y sus hijos, que dispusieron mandarla al matadero, la compró D. Tomás Prieto de la Cal y Dibildos y José Enrique Calderón en 1928 pasando realmente a sus manos en 1943 lidiando a nombre de Prieto de la Cal.

Hoy en día lidia novilladas con picadores básicamente contando con una o dos corridas de toros, triunfando por donde sus toros pasan. Pensaron que el año 2008 fue el mejor de la historia de la ganadería pero el 2009 lo superó llegando al culmen con un toro lidiado en una corrida concurso en Zaragoza, donde el toro Farolero tomó seis puyazos proclamándose el triunfador de la misma.

Su hijo y actual propietario de la ganadería D. Tomás Prieto de la Cal recogía un premio en Madrid.En su ganadería no se toca un pitón ni poniendo fundas porque cualquier manipulación de las astas es fraude.

Con los toros de Veragua se puede llegar a triunfar con diez pases porque no es medio toro sino un toro bravo, que tiene tal nobleza que mirándole a los ojos te avisa de cuando te va a coger. Ésta es una ganadería a tener en cuenta en la que muchas otras se deberían fijar.
Foto:Terres Taurines.

4 comentarios:

Enrique Martín dijo...

Pero hoy en día, ¿qué puede hacer un toro que va seis veces al caballo? si lo suyo es que vaya media. Esta fiesta no está hecha para estos toros, o mejro dicho, no está hecha para los toros. Ójala se volviera a valorar la suerte de varas como se debe y al toro que da todo de si en el caballo. Esta es la evidencia de la enfermedad actual, los toros de verdad no nos valen, porque no aguantan quinientos trapazos, aunque vayan seis veces al caballo. Enhorabuena por lo acertado de la entrada.

Iván dijo...

Enrique enhorabuena a usted, por la AFICIÓN que desprenden sus comentarios.
Si todos pensaran así, como cambiaría el cuento.

emiliolentisco dijo...

Creo que en manos de Pedro Domecq el "Tío Perico", la ganadería estuvo 10 años.

Anónimo dijo...

el problema es que hoy en dia los ganaderos no mandan ni en su casa,salvo cuatro que quedan que no son del encaste genérico.Paquitopirata.