sábado, 20 de febrero de 2010

¨Papá quiero ser torero¨.Los plátanos.


Así sin más!
Es lo que Fabián le dijo hace unos días a su padre.
Ojeando unas revistas, se dio cuenta de que él quería algún día salir en las fotos, como lo hacían aquellos toreros.
Su padre le advirtió de que aquello no era un juego.
Aún así, Fabián, siguió firmemente convencido.
El padre, al ver que no había vuelta atrás, le aconsejó de lo que necesitaba para empezar su gran aventura.
-Hijo mío, ante todo necesitarás un capote, una muleta y unos cuernos, con los que yo mismo te haré de toro.
Fabián recordó que dentro de poco empezaba la Feria de Invierno de Vistalegre, por lo que le comentó a su padre que irían a comprar unos al matadero.
Cual fue su sorpresa, cuando hoy al finalizar la corrida y presentarse en el matadero, solo había plátanos.
El no quería aquello.Quería unos cuernos.
El único consuelo que le quedó a Fabian fue que en la plaza vio detalles de un tal Leandro, del que su padre le había hablado muy bien.
De los otros dos, solo recuerda que llevaban un traje que quizá nunca debieron vestir.
A estas horas Fabián ya está en la cama y seguramente soñará con vestir de luces algún día, aunque de momento va a tener que esperar a otra feria para poder tener unos cuernos como Dios manda.
Lo que no sabe Fabián es que si algún día llega a figura, seguramente acepte estos cuernos que ahora ha rechazado.

Espero que les haya gustado mi particular crónica, que sin entrar en detalles de las ¨faenas¨ ha resumido lo que ha sido la tarde de hoy en Vistalegre.
Mañana más.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Acaso se puede esperar otra cosa de esta feria??

Sólo le deseo a Fabián, si de verdad necesita torear, que deje de soñar con las “figuras” y quiera ser Torero; ojalá sueñe con Diego Urdiales. También deseo, que los Toros bravos le lleguen al alma; y que, cuando despierte, además de mirar las fotos de las revistas, tenga la suerte de que alguien le comience a explicar las “sabias palabras” de Dª Mercedes Picón Agüero
Al padre de Fabián no le gustarán mucho mis deseos, supongo, pero es lo que hay…
Sí que me ha gustado tu crónica
Gloria

Anónimo dijo...

El problema de los cuerno-plátanos está ahí, eso lo sabemos todos. No obstante, en mi opinión, no es el mayor de los males. Sabemos que los toros afeitados hieren, con lo cual el peligro sigue estando ahí. Además, es un problema que tiene fácil solución, se deja de afeitar y punto. Se acabó el problema.

El mayor de los problemas estriba en lo que se ha estado haciendo en el campo durante muchos años. Esa selección “acomodada” a las exigencias e ingerencias de las figuras del toreo ha llevado a privar al toro de su condición natural, toneladas de casta han acabado en el matadero. Recuperar eso, si es que se puede, es algo muy complicado y con lo que tampoco está de acuerdo el taurinismo dominante.

Sin embargo, los tiempos están cambiando. Los antis atacan el corazón de la Fiesta y la respuesta del público en este principio de temporada no está siendo muy alentador. Alguna reflexión deben hacer los mandamases de esto. La gente paga por ver espectáculos donde haya emoción, la cosa podrá salir mejor o peor pero que al menos haya una igualdad de fuerzas. Puede ser “artísticamente” más bello ver como un Real Madrid hace 10 goles a un tercera división pero, si ese partido se hace en el Bernabeu y fuera de abono, ¿habría si quiera media entrada para verlo? Un derby, Madrid-Barcelona, puede que como partido sea un fiasco pero hay emoción por ver qué pasará, quién ganará, hay igualdad de fuerzas.

En la tauromaquia actual, y me remito recientemente a un par de corridas que he visto esta temporada, el toro da pena y el torero debe hacer labores enfermeriles para dar muletazos al tiempo que debe cuidar que no se caiga el toro. No hay igualdad en este tipo de espectáculos, luego no hay emoción. Para ver esa emoción se necesita ganado de cierta solvencia y, si es en presencia de figuras, pues mejor.

Uno, cuando compra algo, mira la relación calidad-precio. Obviamente el toro de Vistalegre no es el toro de Las Ventas, con lo cual la calidad baja. Otro punto en contra es el precio de las entradas, a un mes vista de las corridas de a pie, la entrada más barata era de 30 euros y ahora mismo de 35-45 euros. Si la calidad baja y el precio sube, obviamente no interesa acudir a la plaza.

J.Carlos

entradas jose tomas salamanca dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dicen los 2 anónimos. Cada año que pasa el mundo de los toros está más rodeado de controversia.

Isa dijo...

La verdad es que lo de Vistalegre ha sido de vergüenza ajena.