domingo, 28 de febrero de 2010

Los verbos y Vistalegre.


Ayer viendo la corrida de Vistalegre, me aburrí tanto que me dio por estudiar los verbos.
Para no liarme mucho, decidí hacerlo con algo relacionado con lo que estaba viendo y la verdad, creo que no me quedó tan mal.

Condicional Simple.
---------------------
Me gustaría ver la suerte de varas.
Me gustaría ver toros con trapío.
Me gustaría ver a toreros torear.
Me gustaría ver aficionados serios en las gradas.

Presente de Indicativo.
------------------------
Nosotros hemos visto picotazos.
Nosotros hemos visto toritos desmochados.
Nosotros hemos visto toreros torear bonito sin ajustrase lo más mínimo.
Nosotros hemos visto público festivo-orejero.

Por si eso fuera poco, me pregunté algo con el Infinitivo del verbo torear.

¿Torear consiste en someter, en bajar la mano y enroscarse el toro para rebajar el poder de dicho animal? o por el contrario ¿el toreo consiste en acompañar las embestidas, con muletazos periféricos y ventajistas, haciendo posturitas?
Al final saqué la conclusión de siempre.
Creo que aquí el único que piensa diferente soy yo y que mientras unos disfrutan, yo me sigo cabreando de ver el nivel al que está llegando la fiesta.
Espero(presente de Indicativo)que algún día cambie esto, aunque lo dudo.

14 comentarios:

javier dijo...

no eres(somos) el (los) único(os).
¡Menos mal!

Anónimo dijo...

Iván, por desgracia, somos poquitos los que pensamos como tú.
Esa es mi forma de ver la tauromaquia y no pienso hacer concesiones a la hora de opinar sobre ella. Los cánones del toreo no los han escrito, ni estos toreros, ni este nuevo público, es algo definido desde hace mucho tiempo pero que, desgraciadamente, se empeñan en tergiversarlo para su propio provecho.

Personalmente, el día que me desencante por completo de esto, dejaré de ir a las plazas. Así he hecho con esta pantomina de Vistalegre, me niego a dar un solo euro para financiar este tipo de espectáculos.

No sé qué diría Molés después de aquellas declaraciones afortunadas que, por una vez, salieron de su boca. Me lo imagino.

J.Carlos

enelredondel dijo...

Seguro que esos tiempos verbales ya no se te olvidan.
Pues a mi por la noche me contaron que menudo faenón habían visto...

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con J. Carlos
Yo ya no contribuyo económicamente para ayudar a “arruinar la fiesta”

Tan sólo añadir, que si no fuera porque aún quedan ganaderos que mantienen al Toro íntegro, y también Toreros dispuestos a enfrentarse con ellos, preferiría que todo desapareciera a seguir adelante con esta farsa descarada, injusta y desequilibrada
Gloria

Iván dijo...

Gloria, que te llamarán antitaurina.
Creeme que yo también estaría dispuesto a ello.
Aunque por lo menos ya hacemos algo al desistir de ir a que nos cobren por nada.
En otro tiempo ya hubiese sacado mi abono de Castellón y reservado gran parte de corridas en otras ferias.
De momento tengo reservadas las de Adolfo y Victorino en Valencia y Castellón y las del Conde de la Maza y Palha en Sevilla.

Anónimo dijo...

Yo este año, tras unos cuantos de gran desilusion, he decidido no volver a la plaza de mi ciudad (Valladolid). No veo un toro aqui ya no me acuerdo desde cuando, asique prefiero invertir el dinero de los abonos (mayo y septiembre) en un par de buenos viajes para ver alguna corrida suelta posiblemente en Francia.

Anónimo dijo...

Gloria, me has leído el pensamiento. Viendo la tónica en la que se está desenvolviendo la tauromaquia moderna, me he planteado muchas veces qué pasará dentro de unos años. Es obvio que esto va de mal en peor, muchos buenos aficionados están dejando de asistir a las plazas, unos porque desgraciadamente van falleciendo, otros porque están asqueados con la situación actual y han dejado de renovar los abonos. A los poquitos aficionados noveles que llegan a este mundillo se les está instruyendo mal desde unos medios de comunicación muy condescendientes con la situación actual y que tanto daño están haciendo a esto.

El toro cada vez va a menos, se están ensalzando (la prueba está en Vistalegre, Valdemorillo o Ajalvir) faenas ante toros que han besado el suelo múltiples veces. A mantener el toro en pie se le llama “técnica” y, lo que se hace ante tales semovientes, es considerado como una “obra de arte llena de torería, empaque, profundidad” o como coño quieran llamarlo. Para mí no es nada.

De verdad que en unos años no me veo asistiendo a las plazas, ya me está dando muchísima rabia e impotencia ver como se ABUSA del toro en todos los sentidos. Antes que seguir asistiendo a este espectáculo tan deplorable prefiero que se acabe la Fiesta, esto está empezando a dejar de ser digno y los primeros culpables son los medios de comunicación, de los cuales no me fío absolutamente nada. Unos porque no creo que tengan categoría suficiente como para saber qué es lo que ha ocurrido exactamente en el ruedo y otro, que sí saben lo que ha pasado, prefieren callar y otorgar para medrar en la sombra y obtener trato de favor o quién sabe qué más.

Hace poco nos sorprendían esas sorpresivas declaraciones de Molés, el tiempo nos ha dado la razón. No fueron sino palabras vacías sin contenido alguno.

J.Carlos

enelredondel dijo...

Hace mucho tiempo, J.Carlos que no leo las crónicas en los portales taurinos. Me quedo con lo que veo en la Plaza.
Os noto algo pesimistas. Si, a mi a veces me pasa lo mismo. Pero dejar de ir a la Plaza no es la solución.
La solución es que sigáis defendiendo lo que pensáis.
Acabo de renovar mi abono para Fallas, con muy pocas ganas, la verdad. Pero yo no puedo moverme por toda la geografía española esperando a que ocurra "algo".
No entiendo de esos toros que vosotros habláis. Yo solo me muevo por emociones y sentimientos.
Voy a la Plaza y espero a que me toque esa varita mágica que me haga vibrar.
Y si no ocurre eso, me voy a mi casa cabreada pero con la ilusión de que mañana pase.
Me niego a que esto acabe y seguiré defendiendo la verdad.

Anónimo dijo...

Amparo, ¡ojalá fuera pesimismo! Yo lo llamaría realismo. Bajo ningún concepto se puede ensalzar lo que hace un torero ante un toro que se cae repetidas veces pese a haber recibido un leve puyacito en una única entrada al caballo, eso ha ocurrido en Vistalegre con toros que han permitido a los toreros salir por la Puerta Grande y ante la mirada impasible de los principales medios de comunicación. De la mayoría de ellos ya me lo esperaba, pero hay uno que me ha decepcionado por completo porque se ha ido instalando en el conformismo. Por fortuna hay medios en la blogosfera taurina que son de fiar.

No sé si dejar de ir a las plazas es la solución, de momento no dejaré de ir a mi plaza porque, dentro de lo que cabe, es la más seria de la geografía española aunque está perdiendo muchos enteros por momentos. Sin embargo es algo que no descarto si las cosas siguen por los mismos derroteros. ¡Ni te imaginas la cantidad de buenos aficionados que ya no acuden a la plaza!

Mientras no haya un oponente medio digno, el espectáculo quedará muy descafeinado. No se trata de pedir una alimaña que no tenga un pase, simplemente bastaría con retrotraernos a hace 30 ó 40 años cuando los toros entraban tres o cuatro veces al caballo y permitían que se les hicieran tres o cuatro quites. Eso lo ha dicho hace bien poquito Curro Romero, un señor que no es nada sospechoso de ir contra los intereses de sus compañeros de profesión.

Desde aquí quiero mandar un saludo muy cariñoso a los amigos de Castaybravura, unos jóvenes aficionados que, pese a su corta edad, tienen más verdad y coherencia en sus crónicas que personajes que llevan media vida viendo toros. ¡Que cunda el ejemplo!

J.Carlos

Anónimo dijo...

la pena es que los pocos que quedamos nos estamos artando de tanta estafa y fraude, y otros como si tal cosa, VIVA EL CIRCO

Galucho

Anónimo dijo...

J. Carlos, si crees que yo te leí el pensamiento, te diré que tú has escrito el mío.
Pienso exactamente lo mismo que has dicho.
Yo tampoco voy a dejar de ir a la plaza, pero en estos momentos se muy bien lo que quiero ver y lo que no.

La fiesta no es un espectáculo cualquiera, eso por supuesto, pero su funcionamiento empresarial “externo” es idéntico a los demás: el empresario ofrece un producto y el público paga una entrada por verlo
Sin embargo, cualquier espectáculo cambia de contenido cuando los espectadores dejan de asistir. Pero claro, para eso hay que dejar de asistir tanto el público, como el aficionado; tema que no ocurre con las corridas de toros, que a pesar de su continuo e imparable deterioro, la mayoría hemos seguido yendo a la plaza.
Yo pienso que -aparte de la afición- la causa principal de esa insistencia en no dejar de ir, es esa especie de miedo que siempre flota en torno a este mundo; y es lógico que ese miedo ronde a los aficionados, pues el mundo de los toros tiene, y tendrá siempre mientras exista, sus grupos detractores.
De eso también se aprovecha ahora el empresario y la prensa
Sin embargo, en mi humilde opinión, esos no son los peligros que más amenazan a la fiesta, sobre todo si el espectáculo ofreciese el nivel de calidad y honradez que le corresponde
Yo no tengo ningún miedo a los de “fuera”, ni a los antis ni a los políticos; a mí, los que realmente me dan pánico, y lo vuelvo a repetir, son los enemigos de “dentro”. Y la verdad, desde hace algún tiempo, creo que son ellos los que parecen interesados en echar al aficionado para lograr quedarse sólo con el público.
Si ellos creen que eso les puede valer para mantener su negocio sin Toro y sin voces críticas en las plazas, lo están consiguiendo. Ya sabemos que muchos aficionados están dejando de asistir.
En mi opinión, un espectáculo que se queda sin afición y se retroalimenta sólo de la masa que conforma el público, está condenado a desaparecer, igual que si fuera una moda.
Sin las voces críticas, nada existe
Y quién tendrá la culpa si esto llega a suceder??; los antis, la política, el aficionado que dejó de asistir a la plaza, el que siguió consistiendo…??
O tal vez, los de “dentro” ??
Espero que el mundo del toro y lo que le rodea no permita que esto suceda...pero todo está sólo en sus manos.
Yo pienso que es su competencia, no del aficionado
Desgraciadamente
Gloria

Anónimo dijo...

"hemos visto" es presente PERFECTO de indicativo, pues es una acción que tuvo lugar en el pasado, aunque el lapso de tiempo en el que ocurrió abarque el presente.
¡La lengua también tiene su técnica y su arte!

Iván dijo...

Gracias por la corrección anónimo.

Anónimo dijo...

Ivàn,
Me hé permitido hablar de tu blog y tu articùlo sobre mi blog
Un placer
Saludo a todos y todas los aficionados de verdad
Pedrito
http://puraficion.blogspot.com/