viernes, 1 de enero de 2010

Baltasar Ibán.


Divisa: rosa y verde.

Señal de oreja: muesca en ambas.

Propietario: Ganadería Ibán S.L.

Antigüedad: 15 de agosto de 1957.

Finca: "Cortijo Wellington" (unión de las fincas Las Zorreras y La Cerdilla). 700 hectáreas). EL ESCORIAL (Madrid).

Procedencia: Fue formada en 1920 por Fernando Sánchez Rico con reses oriundas de Contreras. En 1929 la adquirió Jerónimo Díaz Alonso, que añadió un lote de hembras de Martínez. Sus herederos la vendieron en 1939 a Manuel González Martín "Machaquito", que la aumentó con otras reses de Contreras que ya poseía. En 1940 cedió la mitad de la ganadería al Conde de Ruiseñada y en 1957 vendió la totalidad a Baltasar Ibán Valdés que varió el hierro. En 1976, tras su fallecimiento, se anuncia a nombre de sus herederos. En 1997, tras fallecer el propietario José Luis Moratiel Ibán, es adquirida por sus herederos formándose la sociedad "Ganadería Ibán, S. L.", actual propietaria de la ganadería.

Procedencia actual: Baltasar Ibán.
Foto:Petezín.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya dijeron los nuevos propietarios, la defunción de la ganadería sobrevino con la aparición de Bastonito, con aquella memorable faena de César Rincón. Visto lo visto, pocos querían verse las caras con los ibanes.
Lo último que he visto me ha parecido interesante, eso sí, manseando en el caballo pero dando un interesante juego en la muleta. Cuando hablo de “juego” no me refiero a que sea ese tipo de toro (noble, boyante, suave, dócil…) que todos quieren, sino a un tipo de toro con unas características especiales derivadas de su encaste y que, si no es bien entendido, conlleva una faena deslucida. Son toros que para lucirlos hay que entenderlos bien, si se intenta ir contra su propia naturaleza es cuando se vuelven ásperos, rudos y es cuando quieren coger. Eso sí, bien llevados y entendidos se entregan de verdad y producen momentos de profunda belleza artística. Aún me queda en la retina el recuerdo de una faena muy completa de Salvador Barberán, excepto por el pitón izquierdo, en el certamen novilleril de Las Ventas 2008, donde el gaditano extrajo unos muletazos interminables al de Ibán.
Creo que no debieron faltar en la pasada temporada venteña y espero que no falten este año.

J.Carlos

Oselito dijo...

A principios de los setenta añadió a las reses de Contreras otras de la ganadería Los Guateles, propiedad también de Baltasar Ibán y de origen Domecq Díez, o sea, de nuestro amigo JP.
Saludos.

emiliolentisco dijo...

Bien apuntado Oselito