jueves, 21 de enero de 2010

En defensa del toro de Santa Coloma.


El nombre de Adolfo Rodríguez Montesinos será familiar a muchos aficionados, entre otras cosas, por su labor al frente del programa taurino Clarín, de Radio Nacional de España, durante año y medio, concretamente desde mediados del 2007 hasta finales del 2008, fecha en la que obtuvo la prejubilación. También es doctor en Veterinaria, y ponente en los distintos cursos de especialización en espectáculos taurinos. Pero no conforme con ello, Rodríguez Montesinos es autor de seis libros de temática taurina, entre los que destacan “El toro de Santa Coloma” (1997), “Los toros del recuerdo” (2000), o “Prototipos raciales del toro de lidia” (2002).
Adolfo se confiesa un enamorado del toro de lidia en general, y del de encaste Santa Coloma en particular. Por ello, allá por el año 1978, se hizo con una pequeña punta de vacas de procedencia santacolomeña, a la que ha ido añadiendo más ejemplares del mismo origen, si bien hubo una adición de la línea Coquilla, vía Javier Sánchez Arjona.
En la actualidad, esta reducida vacada –tan sólo cuenta con sesenta vacas y cuatro sementales- lidia pocos ejemplares al año. Sin embargo, en breve llegará un lote de refresco procedente de la ganadería de Flor de Jara, de Carlos Aragón Cancela, ganadero que recientemente compró las reses del hierro de Bucaré (Joaquín Buendía). Este lote, junto a los que ya pastan en Valderrevenga, son atendidos a diario por Sira Constantino, y su hijo Óscar zapardiel, un joven de veinte años que no tiene reparos en reconocer que, a veces, sus amigos no comprenden cómo puede preferir estar al cuidado de vacas y toros en lugar de hacer lo que la mayoría de los jóvenes de su edad, lo cual dista mucho de esta actividad campera.
Adolfo reconoce la dificultad actual de criar reses de lidia, pero aún más si éste es de Santa Coloma. Según él “Mi intención es arrimar el hombro en la medida de mis posibilidades para que haya una mayor variedad de encastes en el toro de lidia. Además, en su momento elegí reses de este origen por ser animales que venden cara su muerte y que exigen a quien se pone delante. También son toros que sirven tanto para hacer el toreo bueno, el que gusta a todo el mundo, como a los aficionados más exigentes en cuanto al aspecto ganadero.”
No obstante, el ganadero huye del torismo recalcitrante; ese que, en ocasiones, ha supuesto un cajón desastre para quienes gustan del toro por encima de todo. “Habría que distinguir entre un toro encastado y bravo, y otro al que no se le pueda realizar el toreo tal y como lo entendemos hoy día. Hay ganaderías consideradas duras, que más que duras son casi imposibles de lidiar teniendo en cuenta lo que hoy día se impone. No hay que confundir bravura con genio, y a veces se confunde.”
Lanza.Foto de Cristina Rubio.

6 comentarios:

javier dijo...

El pasado año disfrutamos de una gran novillada lidiada en Azuqueca de Henares .
Este año estamos pendientes de verle anunciado.

Anónimo dijo...

Adolfo me parece una excelente persona, como bien dices ama este tipo de encaste y quiere preservarlo a toda costa. También acertado el comentario sobre el que Montesinos huye del torismo recalcitrante, busca que a sus toros se les pueda pegar 5 ó 6 series de muletazos con no demasiados problemas para el matador. En ese aspecto, mi gusto va algo más hacia el lado torista pero respeto sus pretensiones como ganadero, máxime teniendo en cuenta lo difícil que están las cosas para cualquier ganadero que se salga del monoencaste.

Cómo han cambiado los tiempos, las figuras de finales del XIX y principios del XX consideraban a los saltillos como una ganadería para aliviarse ante otras de mayor riesgo para el matador. Hoy día no quieren verlas ni en pintura y eso que son mucho más suaves los actuales saltillos que, no digo aquellas alimañas de hace un siglo, sino de aquellos “charco blancos” de las décadas de los 60 y 70.

Por último, una frase dedicada al Guerra por un semanario en una época no muy afortunada para el segundo califa:

“Lo tengo dicho mil veces,
mucho ruido y pocas nueces.
Se pasan tardes muy malas
con Condes, Torres (Torres Cortina) y Palhas (los antiguos).
Estos diablos de chiquillos
no quieren más que Saltillos.
Y, no obstante, es necesario
para cualquier empresario”.

J.Carlos

emiliolentisco dijo...

Podrías decirnos donde pasta el gando de Adolfo Rdguez Montesinos.
Nombre de la Finca y localidad.
Gracias anticipadamente

Anónimo dijo...

Si no ha cambiado, andaba por la zona de Oropesa (Toledo), creo que tenía un par de fincas. No recuerdo exactamente el nombre, siento no poder ser más explícito.

J.Carlos

Iván dijo...

Emilio los animales de Adolfo Rdguez. como apunta J.Carlos pastan en ¨Valderrevenga¨ Oropesa y la de ¨Dehesa del Roble¨ en S.Julián, ambas de Toledo.

emiliolentisco dijo...

Gracias J.Carlos e Iván.