lunes, 24 de mayo de 2010

El futuro de la fiesta.


Tres novilladas en la primera plaza del mundo y seguimos sin ver nada.
Que no nos vendan futuras figuras, que no nos vendan novilleros punteros, que no nos vendan oportunidades baratas, que no nos vendan novilladas que se desperdician sin torear, que no nos vendan ilusiones, que no nos vendan tanta mentira.
¿Cuánto hace que un novillero no abre la puerta grande de Madrid?
Es un dato preocupante, porque si con orejita y orejita y con autobuses llenos de seguidores, ni aún así, son capaces de hacerlo, es que algo pasa.
Ni por esas, señores, ni por esas.
Ya se que pensarán que lo de las orejas es lo de menos, pero ya puestos, de algo había que hablar.
Evidentemente de novilleros, no puedo.
En la foto...EL FUTURO DE LA FIESTA.

5 comentarios:

Enrique Martín dijo...

Es que ya ni vienen autobuses. Esto no lo aguantan ni los familiares. Les da igual toros, novillos, carretones o máquinas de coser; todo el gremio de coletudos vive en su mundo y no cuentan con el que paga. ¿Qué se aburre? Pues a callar y pagar. Faltaría más

Anónimo dijo...

Cuanta razón tienes, lo único que nos venden son mentiras y más mentiras. por eso quiero dar todo el apoyo a tu blog y a todos los que van con la verdad por delante, que ya está bien de callar y pagar. Molés censura imágenes y baja y quita el volumen de las quejas ¿si somos tan pocos los energúmenos que nos quejamos a qué le tiene miedo?

J. Luís Cayetano

Anónimo dijo...

EL futuro es negro porque falla el sistema. Es así como lo han establecido, así lo están aplicando, y estos son los resultados.

En mi humilde opinión, el problema está en que en la mayoría de las escuelas taurinas se enseña la técnica del truco, en lugar de la del toreo; y que, además, participan activa y conjuntamente, en fomentar la falsedad del negocio taurino desde su parte más oscura y tenebrosa: la que “juega” con los más jóvenes.

Estas escuelas son fábricas de mentiras, desamor a la sabiduría del toreo y desprecio total al toro; cuando deberían de ser el principio del conocimiento de la tauromaquia fundamental, y el desarrollo de las bases del sueño.
Hacen creer a los alumnos que el toreo es algo fácil, asequible, una profesión realmente factible que puede “ejercer” cualquiera; cuando resulta que está destinada, en mi opinión, a personas completamente “diferentes”.
De ahí provenía su magia…o eso creo.

No sólo el futuro es negro, el presente ya se ha adueñado de ese color y reviste cada tarde de toros; los novilleros, como no podía ser de otra manera, cada vez que pisan un ruedo intentan imitar a sus pequeños ídolos: las figuritas
Qué espejo más triste!!

Siento no haber cambiado de opinión desde la última vez que escribí sobre las escuelas; pero, lamentablemente, la cosa sigue igual de negra, o peor…
Vaya queme!! la verdad, yo también agradezco a todos los blogs con espíritu crítico, que sigáis aquí.

Un saludo a todos
Gloria

Anónimo dijo...

Iván, esta misma foto te puede servir para otro artículo titulado: "El presente de la Fiesta".

J.Carlos

Iván dijo...

Que sabias vuestras palabras!
Y que COJONES/OVARIOS teneis de acudir a Las Ventas.
Os tendrían que pagar!