domingo, 16 de mayo de 2010

La opinión de una AFICIONADA.


Qué bonito es eso de que las “figuritas” se lleven su torito a Madrid. Eso explica que no hayan Toros.
Además, este año (salvo la de Dolores Aguirre) tampoco los ha habido para los modestos, con lo cual, se evita cualquier tipo de odiosa comparación.
Con eso exculpan las figuritas todas sus carencias, agrandan sus endebles figuras, se distancian aún más de los que no son nadie y, por supuesto, no se establecen agravios comparativos.
Todo perfecto: aquí paz, tedio y terror; y en el cielo yace la aburrida gloria.
Hay comentarios en mi blog, que merecen ocupar otro lugar.
Este es de los que yo digo, ¨para enmarcar¨.Viene de una AMIGA, pero sobre todo de una AFICIONADA(o viceversa)
Espero que lo disfruten tanto como yo hago, siempre que en alguno de los comentarios a mis entradas, me encuentro con estas agradables sorpresas.

La “fiesta”, para mí, es una auténtica estafa; una enfermedad total; un círculo vicioso de negocios muy turbios, formado por toreros, ganaderos, empresarios y apoderados; una ruleta imparable que sólo los toreros que están en “figura”, podrían salvar.
Pero claro, quién es el valiente que se baja de ese carro y apuesta por la verdad??
Hay que ser muy Torero para eso, mucho!! Y, por lo que veo, ahora no hay ninguno.
Se merecen el abucheo más grande de la historia del toreo; todos ellos, sin excepción.

Repito: el enemigo sigue estando dentro, y un espectáculo corrompido, sin afición, que se nutre sólo del público y sus figuritas, está condenado a desaparecer en un futuro no tan lejano.
Los que se declaran abiertamente “antis”, no serán los responsables

Gloria.

En la foto, un momento de peligro en cualquiera de nuestras GRANDES FERIAS.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con el comentario de Gloria pero quisiera hacer hincapié en un aspecto muy importante que no debemos pasar por alto.

Uno de los grandes culpables, o el que más, de este desaguisado somos los que asistimos a las plazas. Una afición sensata, coherente y reivindicativa pondría la Fiesta patas arriba y se acabarían muchos de los desmanes que se están cometiendo.

Dicen, y en este caso es muy cierto, que "el que calla, otorga". El silencio de la afición es el cómplice que necesita el taurinismo para campar a sus anchas y llenarse los bolsillos a costa de cuatro ilusos, entre los cuales me incluyo. Los ruedos están siendo pisoteados por el descaste y la invalidez y el público no dice ni mú. En pocas palabras, nos están robando la cartera en nuestras propias narices y seguimos tragando.

No podemos seguir pidiendo corridas toristas cuando llega la hora de la verdad y vamos a verlas cuatro gatos. Entiendo que el empresario quiera rentabilizar su negocio, contratando figuras tiene buena parte del aforo vendido. Entiendo que no quieran torearla las figuras, van a cobrar igual si las torean como si no. Si el aficionado asistiera en masa a estas corridas, los empresarios las contratarían porque ganarían dinero.

J.Carlos

enelredondel dijo...

José, el problema no es de los que vamos a los toros, sino de los que no van a esas corridas. No interesan. O por lo menos no interesan a la mayoría.

En Valencia voy a todas las corridas que puedo y también mucha gente lo hace. Pero es que esto ocurre en todas las Plazas.

Ya te conté ayer, por cierto, me alegré un montón de verte y compartir ese café contigo ya casi cuando regresaba a casa, que me impresionó mucho ver Las Ventas con lleno de no hay billetes.

Pero eso no es siempre, también pisé Las Ventas en otras ocasiones y había un tercio de entrada. El problema es generalizado.

El sábado le dije a un señor que tenía a mi lado en el 6, me siento un bicho raro. Mientras escuchaba los aplausos de gran parte de la Plaza a El Juli, yo permanecía con mis manos quietas. ¿Será que ya no me emociona esto? No entiendo nada.

Iván dijo...

Jose, por desgracia a las plazas de toros asisten muy poquitos aficionados.
La mayoría son ¨relleno¨.Unos van porque van todos, otros por figurar, otros por pasar una tarde divertida, otros por ver al figura de turno...
En este país no hay cultura de toro y repito algo que te digo SIEMPRE, ahí teneis la suerte(cada vez menos)de codearos con gente entendida, aficionada y que sabe de toros.
Aquí por desgracia solo está el típico tío que te habla de que si tal torero, que si tal novillero y le preguntas de que ganadería son los toros y no lo sabe.
Ultimamente me están tachando de antitaurino pero os lo digo de corazón, si esto sigue así, que me temo va a ser que si, a mi no me importa lo más mínimo que los prohiban.
Hoy por hoy me mantiene el atractivo de las ganaderías ¨duras¨y ver la ilusión de algunas personas que aún se siguen sintiendo TOREROS.

enelredondel dijo...

Ya estamos generalizando otra vez. Y con lo mismo de siempre, que si aquí, que si allí. En Madrid, en Castellón, en Valencia, en Sevilla y en Sebastopol hay gente de todo. Te digo por lo que yo se. Si, aquí hay gente que te habla del torero pero también hay mucha gente entendida. Y en Madrid, tres cuartos de lo mismo. Son cuatro los entendidos y el resto, como en todos los sitios. No estoy dispuesta a aceptar que la afición de Madrid sea mejor que la de Valencia. Eso es faltar el respeto a mi gente, además de que no es cierto.
¿Prefieres que se prohiban? Pues peor para ti, yo seguiré luchando donde sea para que esto siga y para que mejore.

Iván dijo...

Peor para mi??????
Lo peor es estar gastando dinero para hacer ricos a cuatro sinverguenzas.
Creoq ue llevan muchos años riéndose del aficionado.Va siendo hora que elija donde gastar mi dinero.
Sobre lo de la afición sigo manteniendo mi postura.Si no te gusta, lo comprendo, ya sabes...para gustos, los colores!

enelredondel dijo...

No es que no me guste lo que piensas, es que creo que es faltar el respeto a una parte de la afición, tan respetable como la que tu defiendes. No es cuestión de gustos, es cuestión de RESPETO.

Por supuesto que te puedes gastar tu dinero en lo que te de la gana, faltaría mas, pero será que en lo que te quieras gastar, no haces ricos a mas sinverguenzas...