martes, 24 de noviembre de 2009

El post del foro El Albero.TOREROS ANÓNIMOS.


Un pueblo en sus fiestas de verano. Toros, anunciaban novillos, creo que eran toros viejos y listos. Toreros jóvenes e ilusionados, más tarde amargados y defraudados que son consolados por sus banderilleros, otrora conocidos novilleros y matadores.

La gente estaba como alocada y enfebrecida. Le venía grande todo: toros, toreros, espectáculo... ¿Qué querían realmente..? ¿Escándalo, diversión, sangre..? Bajé al callejón para animar a los toreros. Estaban contrariados, decían que sabían el corridón que los esperaba pero... ¿Cómo iban a dejarla en los corrales?

Pedro Giraldo, antaño novillero puntero -recuerdo una novillada suya en Cadalso de los Vidrios allá por el año 75 ó 76-, después matador y ahora banderillero, me dijo que está a lo que sale, ganando el plato de caliente. Jesús Pérez "Pelucho", uno de los últimos novilleros que actuó en la plaza de Vista Alegre de Madrid, estaba demacrado. A Rafael Caricol un toro le tocó y le abrió un muslo, la fuerza del bicho le hizo dar un salto mortal y cayó al suelo desmadejado. Moreno Cruz parecía enano frente a aquellas moles a las que desafiaba con la muleta y la voz.

La gente enronquece exigiendo a los toreros. Probablemente muchos asistirán a las ferias de tronío y alabarán con epítetos desmesurados al torero "figura" y a malas caricaturas de toretes "regordíos" y "humanizados". ¡Qué pena! ¡Qué falta de ecuanimidad!

Yo, que me declaro aficionado al arte del toreo pero también torista y purista, estoy con los que se juegan la vida en cualquier pueblo olvidado con el secreto convencimiento de que un día serán famosos y olvidarán todo lo malo. ¡Pobres!, la mayoría quedará en el camino después de haberse dejado jirones de su vida y de su cuerpo en la tentativa. Estoy con ellos mirando sus rostros sudorosos y sus "vestíos" descoloridos pagados a duras penas.

Imagino sus pensamientos en la soledad de cualquier habitación. Soñarán con trajes de luces nuevos y centelleantes, mientras alimentan una esperanza, génesis de sus vidas, plasmada en sus fotografías saliendo a hombros de Las Ventas y colgadas en los bares taurinos de Madrid. Soñarán con una finca y con el ganado bravo que comprarán cuando sean figuras. Se sentarán en invierno al regazo de la lumbre oyendo a toreros viejos eso de que al toro hay que citarle de frente y a distancia, traerle "mu toreao", parando, templando, mandando y cargando la suerte para acabar rematando el pase despacito detrás de la "caera" y por debajo de la pala del pitón.

Un día construirán su casa con una habitación de amplios ventanales en lo más alto y así, cuando no puedan moverse, ver desde la cama pacer a esos animales que jalonaron su vida de éxitos y amarguras. Para entonces la nostalgia de la familia, de la novia, del pueblo lo inundará todo haciéndoles comprender, entre ojos con tinieblas, por qué aman a ese toro que sortean artista y airosamente en sus mentes.

¡Suerte! a esos toreros anónimos que tienen en el intento del triunfo su grandeza y a los que si un toro les parte la vida no tendrán nunca entierros multitudinarios ni sonetos rimbombantes. Si acaso, sólo si acaso, la ofrenda de unas lágrimas de algunos a los que tachan de intransigentes pero que conocen mejor que muchos las crudas realidades toreras.

Publicado por Miguel Moreno González, ¨Cadalseño¨en el foro ¨El Albero¨.AFICIONADO con mayúsculas, de Cadalso de los Vidrios (Madrid).

3 comentarios:

GiovanniTortosa dijo...

Enhorabuena IVÄN por tu nuevo invento taurino en forma de blog.....Leí lo de Cadalseño y la verdad es que es emotivo. Es ahí donde se percibe la autentica esencia de la tauromaquia, en las capeas, en esos festejos de pueblos castellanos, en el famoso "Valle del terror".....Saludos M.Agüero en el Foro....

Iván dijo...

Muchísimas gracias ¨M.Aguero¨.
Estate atento que tengo algo tuyo por ahí para publicar en alguna entrada.Un abrazo MAESTRO!

GiovanniTortosa dijo...

De acuerdo IVÄN, estaré atento....Ah, te diré que tu blog rezuma CASTA y picante, y sin sospechas de "afeitado".....Un abrazo...